Menu

Consejos para combatir el insomnio

Consejos para combatir el insomnio

La falta de sueño o insomnio es un síntoma molesto que con frecuencia nos lleva a consultar con el médico de cabecera. El insomnio puede ser secundario a los problemas que cada día tenemos que afrontar o bien ser consecuencia de problemas subyacentes más graves.

La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño cada noche, aunque éstas serán menos según el individuo envejezca. Existen grandes diferencias entre unas personas y otras, hasta el punto que algunas personas pueden estar bien con sólo 3 horas de sueño por noche. Las personas mayores necesitan menos horas de sueño que el adulto joven y es frecuente que por las noches se encuentren despiertos, especialmente si durante el día han dormido la siesta.

El aumento de las temperaturas, especialmente en los primeros días de verano, provoca en el cuerpo del individuo un esfuerzo para tratar de mantener la temperatura interior acorde con la exterior, lo que puede tener consecuencias cerebrales que deriven en ansiedad y problemas para dormir.

Fije un horario estable para ir a la cama y para despertarse. Si por alguna razón excepcional trasnocha más de lo previsto, no se levante al día siguiente excesivamente tarde. De esta forma, aunque pasará sueño un día, no alterará el ciclo sueño/vigilia al que su organismo está acostumbrado y podrá funcionar con normalidad durante el resto de la semana.

Procure que su dormitorio sea cómodo, manténgalo bien ventilado y a una temperatura agradable. Utilice un colchón confortable y, en caso de usar almohada, que ésta no sea muy alta.

Manténgase activo. Haga ejercicio moderado con regularidad, ya que favorece el descanso ayudándonos a liberar tensiones. Pero no lo haga al menos tres horas antes de ir a dormir, pues a corto plazo tiene un efecto activador. 

No duerma durante el día. Puede ir bien reposar, o dormitar, 15 ó 20 minutos después de comer, pero no más. Evite las cenas copiosas y no cene demasiado tarde. No tome líquidos en exceso, sobre todo tres horas antes de acostarse. No abuse del jamón, queso, bacon o tomate, ya que contienen tiamina, una sustancia que aumenta la liberación de un estimulante cerebral. Por el contratio, el yogourt, la leche, el plátano, son alimentos ricos en trptófano y pueden ayudarle a conciliar el sueño.

No recurra a las pastillas para dormir. Aunque pueden ser efectivas en un primer momento, después de tres o cuatro semanas empezarán a dejar de serlo debido a la adaptación progresiva del cuerpo y, además, pueden crearle dependencia. Por otra parte, las pastillas alargan el tiempo de sueño pero puede que no favorezcan la calidad del mismo. Sólo estarían indicadas como último recurso en casos definidos de insomnio crónico y siempre bajo la supervisión de un médico especialista.

 

volver arriba

Mostoleswebdelaciudad.com

T. 91 375 83 19 - 91 375 83 21
F. 91 375 85 90

Parque Empresarial Las Rozas
Tartessos. C/ Pollensa nº 2
28290 Las Rozas

info@grupoius.com
lasrozasdemadrid.com
» Formulario de Contacto
» Te llamamos

tw  @Mostoles_Ciudad
fb  Móstoles Web de la Ciudad